jueves, 7 de junio de 2018

Secretaría de Educación del Chocó revisó proyectos educativos de comunidades indígenas


La Secretaría de Educación Departamental del Chocó, junto con los administradores del servicio educativo indígena y en alianza con la Corporación Infancia y Desarrollo, avanza en el propósito de contar con un documento orientador que permita dinamizar la actualización, resignificación y ajustes a los Proyectos Etnoeducativos que se tienen en el territorio, con el fin de garantizar que la formación que se imparte desde los establecimientos educativos cumpla con los sueños, necesidades y aspiraciones de cada pueblo y que esta formación sea una educación de calidad para que incida en el mejoramiento de las condiciones de vida de los mismos.

Con este taller se pretende, cerrar el ciclo de construcción que inició desde el año anterior y así lograr que el Chocó sea un departamento que reconozca la etnoeducación intercultural como derecho y que trabaje para que los proyectos sean reconocidos e implementados para formar desde y para la vida.
Fuente: Sedchocó

Ministros de turismo de África subrayan la importancia de una correcta medición del turismo para mejorar las políticas turísticas


Ministros de turismo de África subrayan la importancia de una correcta medición del turismo para mejorar las políticas turísticas

Madrid (España), 7 de junio de 2018 - «Estadísticas de turismo: un catalizador para el desarrollo» fue el tema del seminario celebrado este año en el marco de la 61ª reunión de la Comisión de la OMT para África (Abuja (Nigeria), 4 a 6 de junio). Esta reunión incluyó un diálogo ministerial sobre la importancia de las estadísticas de turismo bajo el lema «Mejor medición, mejor gestión».

La reunión de la Comisión de la OMT para África congregó a 18 ministros de turismo de la región y a actores fundamentales del sector turístico de 36 países. Los participantes hicieron hincapié en el potencial de los proyectos turísticos para la reducción de la pobreza, la importancia de hallar enfoques innovadores que impulsen el turismo en la región, y la necesidad de identificar y promover nuevas alianzas y nuevos recursos en aras del desarrollo del sector.

Con el crecimiento del turismo internacional en África como telón de fondo, la medición de la incidencia económica general del turismo ha de ser precisa, a fin de que las estrategias turísticas contribuyan a las economías nacionales. El diálogo ministerial giró en torno al innegable valor de la recopilación y compilación de datos cuantitativos y cualitativos, así como de la transcendencia de los compromisos de las partes interesadas y las asociaciones institucionales nacionales para un riguroso sistema de estadísticas de turismo.


«Para establecer las prioridades de mi mandato he tomado en cuenta las necesidades expresadas por nuestros Estados miembros, que incluyen los objetivos esenciales de crear más y mejores empleos en el sector turístico, mejorar la educación en materia de turismo y fomentar la innovación», dijo el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili. «Debemos forjar vínculos estrechos entre los sectores público y privado, con el fin de convertir al turismo en un motor de crecimiento en todo el continente, en beneficio de su población», agregó.

A la reunión asistió el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, quien afirmó que «Nigeria tiene un gran potencial para el turismo y la inversión», destacando la importancia del sector gracias a su contribución al desarrollo sostenible, su contribución a una  mayor diversificación de la economía y al aumento de la resiliencia social.

En este contexto, se debatió la importancia de la iniciativa de Medición del Turismo Sostenible, que incluye componentes de turismo ambiental, social y cultural, orientados a la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La próxima reunión de la Comisión de la OMT para África tendrá lugar durante el segundo trimestre de 2019.

Fuente: OMT
Fotos: Cortesía



miércoles, 6 de junio de 2018

¿Decidir ser madre soltera es un acto de valentía?

OPINIÓN


Al comenzar a escribir es imposible no pensar en mi mamá que siempre ha afirmado que “uno sus cosas no las cuenta y menos en las redes sociales, jumm”.
Y es verdad, todo lo que pasa de la sonrisa, de los ojos, de la mano extendida hacia adentro, no se dice, pero si algo he ido aprendiendo de la vida es que al contar parte de tu historia seguro te conviertes en la compañía de algún alma  que se sienta solitaria.

Hoy quiero, como siempre, compartir parte de una de las decisiones más sustanciales de mi vida: la de construirme como una madre soltera. Es claro que para llegar a esta determinación tuve que estar lista; con esto me refiero más que a lo físico, a lo espiritual porque para llegar a tener hoy a mi “pedacito de alma” a mi costado izquierdo mientras hago letra estos pensamientos, tuve que atravesar muchos valles de soledad, aprovechar las noches de insomnio para llegar a la conclusión más coherente con mi personalidad: buscar un donante y criar a mi fruto sola, corrijo, junto a mis padres, hermanas y sobrinos.

Así lo hice, en medio de una taza de café le propuse a un hombre que consideré apto para ser el donante que si quería brindarme “su semilla”, sin ningún tipo de relación afectiva porque venía de terminar una relación y reiterando que mi interés era el de ser madre soltera. Esa persona aceptó y debo traer al relato un lugar común: Cuando las cosas van a pasar, pasan.

No es necesario entrar en la minucia de la concepción de Naíma. Lo que sí puedo afirmar es que ella fue concebida en el ambiente indicado, en una atmósfera de respeto, de cariño, de solidaridad con algo de complicidad. Siempre he imaginado que en esta etapa de la procreación, mi Bubu se sentó en el panteón de los ancestros junto a las y los dioses de la fecundidad; estoy segura que juntos crearon el escenario perfecto para su llegada a mi cuerpo.

El embarazo transcurrió normalmente, rodeada de amor, de mimos, cuidados y acompañada por el hombre donó su semilla, quien cercano al parto decidió libremente (por lo menos de mi parte) volver a la propuesta inicial de no tener ningún vínculo, ya que había manifestado estar en la vida de la bebé.

Las decisiones van y vienen, nos afecten o no, lo más sano es aprender a aceptarlas porque en ese proceso estamos soltando, dejando ir, fluyendo y admitiendo la misión específica que quienes conocemos tienen en nuestra historia de vida.
A él, siempre mi respeto, profundo y sincero agradecimiento porque como siempre se lo dije: “gracias a tu aporte yo tengo a mi hija que es lo más grande que la vida me ha dado”. Ella es y será siempre mi mejor obra, mi mejor legado.


“Valiente”


 “Oiga usted es una valiente, es una verraca por tener a su hija sola”, me han repetido en varias oportunidades. Al principio pensé que efectivamente lo era como han sido más mujeres de las que uno tiene registro; luego entendí que más que un acto de valentía, haber tomado esa determinación es un acto de autonomía. Para que Naíma llegara a este mundo a través de mi cuerpo, tuve que aprender a tenerme fe, a confiar en mis capacidades físicas y espirituales porque de las intelectuales, digamos que estaba clara; tuve que aprender a amarme y entender que soy capaz de lograr todo lo que me proponga (¿sintieron el aroma a frase de cajón cierto?) y así lo he venido haciendo.

Ser madre soltera ni me quita ni me pone, me ubica en mi momento.

Ser madre soltera no me hace más o menos valiente, todas las mamás lo somos.

Ser madre soltera no me ha quitado las ganas de encontrar un buen amor.

Lo cierto es que ser madre soltera sí me ha permitido construir nuevos conceptos desde mis o nuestras experiencias. He descubierto nuevas sensibilidades y lo que más me gusta es que además de desarrollar superpoderes, estoy más consciente de mi rol, mi ser, mi estar como mujer, como mujer negra.

En suma, claro que soy valiente, pero más que valiente, soy valiosa para este mundo que te castra si lo permites; para esta vida que a pesar de lo hostil si estas “aguzao” la puedes bailar a tu ritmo, cocinarla como quieras y vivirla, realmente, como tu decidas.

Ayda Luisa Córdoba Mosquera
ANN




jueves, 21 de diciembre de 2017

El Nuevo Activismo Negro y sus Liderazgos: ¿Un Acontecimiento de la Historia Afrocolombiana?

OPINIÓN

Empiezo estas líneas haciéndome estas preguntas: ¿Qué tienen en común la científica y empresaria Mabel Torres, premiada por la revista Portafolio como una emprendedora que le apuesta al uso sostenible de la biodiversidad;  Francia Márquez, aguerrida líder social que defiende los territorios de las comunidades afrocolombianas del pacífico sur; Jimmy García, hombre que impulsa la robótica en el departamento del Chocó; y Paula Moreno, ex ministra de Cultura y presidenta de la Corporación Manos Visibles?  ¿Tendrá alguna relación las luchas de Sandra Hinestrosa, alta ejecutiva de la empresa HP; Los Cantantes Junior Jein, Dinko Manute, Alexis Play, Goyo y Tostao; la diseñadora de ropa Lía Samantha; Los movimientos afrofeministas de todo el país; y los integrantes de los comités de los paros cívicos del Chocó y Buenaventura?.

La respuestas a estos dos interrogantes, es que además de que todas estas personas representan a la comunidad afrocolombiana, establecen un nuevo escenario por la lucha de reconocimiento y visibilidad de un pueblo oprimido. Pero no simplemente del reconocimiento desde la perspectiva histórica, de la que también se hace necesaria y no es menor defenderla, sino un activismo y nuevos liderazgos desde el reconocimiento como ejercicio de revalorización de las prácticas cotidianas, el desarrollo diferencial del pueblo afro, las oportunidades y participación de esta comunidad en diferentes arenas de disputa, como la economía, la política, el arte y la gestión (sea urbana o rural).

Este nuevo momento no solo está vinculado a una trayectoria superficial y  a la consolidación de políticas públicas, es un ejercicio que promueve, no una, sino múltiples trayectorias, que a mi modo de ver, pretenden el bienestar de la diáspora africana que vive en Colombia pero desde diferentes lógicas, y si bien, vienen haciendo luchas paralelas se presentan interfaces que son fundamentales para este nuevo momento,  es decir, espacios de convergencia que legitiman lo que la población desea en la actualidad, aunando esfuerzos para la generación de capacidades desde diferentes ámbitos.


El activismo en la costa pacífico ha sentado un presedente. Fotos: Cortesía

Retornando al título, sobre el nuevo activismo y los  liderazgos, hay que reconocer que hemos aprendido a promover discursos cada vez más integradores y mejores relaciones con otros sectores de la sociedad, como el caso de las luchas del Cauca en donde las poblaciones negras apoyaron enérgicamente a las comunidades indígenas durante las protestas del pasado mes de noviembre;  cuando los líderes sociales del paro cívico del Chocó, se unieron a la lucha de los bonaverenses quienes alegaban condiciones similares y la presencia estatal en ambos territorios, que además fueron apoyados por otros sectores; también cuando se crean espacios como el Mercado Cultural del Pacífico; o se unen los estudiantes, líderes de comunidades negras y otras organizaciones para pedirle al Gobierno Nacional acciones para la protección a los líderes sociales que están en riesgo o amenazados.

Algo que también hemos aprendido, es que el acceso a la educación superior de calidad y a la educación técnica, un legado que promovieron los docentes de la educación media y la clase media afrocolombiana, que también permeó a las clases más humildes, se ha convertido en uno de los eslabones de la nueva lucha de clases y la oportunidad de vigorizar la masa crítica, pues como decía Nelson Mandela “la educación es el arma más potente para cambiar el mundo”. Y esto lo ha entendido nuestra colectividad, de ahí surgen grandes programas para la formación de estudiantes en las mejores universidades de Colombia y el mundo, no solo para el ingreso a  institutos técnicos y universidades, sino escuelas de   posgrados con los más altos estándares, convirtiendo lo que ayer eran relaciones asimétricas en relaciones más homogéneas y participando en espacios que antes no se tenía acceso.

Otra de las manifestaciones que ha tomado un nuevo aire, y que debo confesar que mucho de esto se debe a los movimientos afrofeministas, las organizaciones afro urbanas y la aparición de nuevos referentes, ha causado una revalorización de nuestra identidad y el autoreconocimiento, como elemento fundamental para resignificar nuestro pasado,  sentirnos orgullos de nuestro presente   y que permite forjar un nuevo mejor futuro. Ver a las mujeres negras luciendo sus afros con orgullo y poder apreciar como las estéticas  nuestras se convierten en una tendencia, además de contar con movimientos sociales mucho más fuertes y contar con personas como Mabel Lara,  Richard Moreno, Aurora Vergara, entre otros, son una prueba fehaciente que estamos llegando a lo más alto y que esto genera una nueva construcción social, tanto de los afrocolombianos, como del resto de la población. Claro está, no podemos reconocer con ello que no haya racismo en nuestro País y que todo sea un cuento de Hadas.

Podría seguir exponiendo otras acciones y lecciones aprendidas, que no solo abarcan nuestros ya afamados logros en la economía naranja y los deportes, sino desde miradas menos autárticas de los movimientos sociales, aprendiendo a valorar las luchas de los demás en otros campos y apoyando las mismas, como el desarrollo, lo agrario, la política, etc. No voy a negar que existan tensiones internas, y algunos que cuestionan las luchas de los demás sectores, pero se hace necesario seguir buscando esos espacios de convergencia para garantizar el nuevo orden de la población afro del país.   

Ese nuevo activismo negro, debe pensar cómo puede crear sus propias lógicas de pensamiento, nuevas economías, nuevos procesos de desarrollo, que también garanticen una postura crítica de las masas y que como decía Frantz Fanon: “El nuevo día que ya se apunta debe encontrarnos firmes, alertas y resueltos”, y si no estamos preparados para esta Latinoamérica ávida de cambios, tendremos muchos más años bajo la sombra de las clases dominantes.

José Manuel Perea
Columnista
Agencia de Noticias Niara


viernes, 15 de diciembre de 2017

“Los Campesinos, Indígenas y Negros Son Los Culpables del Atraso”: Falso de toda falsedad

OPINIÓN

Si las poblaciones en “subordinación” rurales son atrasadas: ¿Por qué revalorizan sus prácticas en la actualidad? quizás para algunos la percepción es que limitan al desarrollo, como lo planteo María Fernanda Cabal en alguno de sus momentos de “lucidez”, en el que consideraba que los territorios colectivos de comunidades negras e indígenas y las zonas de reserva campesina  eran un desastre y que atrasaban el desarrollo del país, desconociendo que la mayor riqueza de la  diversidad biológica se encuentra en estas zonas, donde la “modernidad” y el dinero no son una prioridad. De ahí surge otra pregunta: ¿Desarrollo para quién?, creo este es un interrogante que nos hacemos aquellos que creemos que la acumulación de capital de los sectores más privilegiados y  que verdaderamente nos lleva hacia atrás.

Intelectuales de la talla de Libia Grueso, Arturo Escobar,  Astrid Ulloa, entre otros grandes pensadores colombianos, establecen que si queremos salvar nuestros recursos naturales, abaratar los alimentos, promover la lucha de clases y establecer nuevos modelos equitativos, debemos retornar a las prácticas  de los que algunos llaman “atrasados”. No es gratuito que prácticas ancestrales rurales como el Buen Vivir o en quechua Sumak Kawsay se conviertan en un modelo  que tome valor en nuestra sociedad, que determinen que la agroecología, la vida en comunidad y armonía con la naturaleza, el cooperativismo y la limitaciones en el consumo exacerbado de bienes materiales, tome un potente nuevo aire que transgrede las visiones de los modelos económicos hegemónicos, plagado de intelectuales orgánicos que defiende los intereses de las corporaciones, los terratenientes y los grandes grupos económicos.  

Planteaba el geógrafo afrobrasilero  Milton Santos, que la geografía humana era una sub-rama de esta disciplina, la cual no solo se podía estudiar la realidad desde la razón sino también de los sentimientos, que en síntesis, quiere decir que va más allá de lo espacial y de las ciencias duras, sino de las relaciones, el apego, la religión, la cultura, entre otros construcciones sociales que se desprenden de la filosofía más pura de la vida, menos materialista y más incorporadas a la defensa de la dignidad, no como proceso de disputa, sino como algo cotidiano.

Sin duda palabra como autonomía, territorio, ancestralidad, toman un nuevo valor en la cotidianidad y cada vez se cuente con gente más interesada  en la construcción de un mundo mejor, ya es un gran logro como sociedad,  pero  mejor no quiere decir que tengamos más tecnología y entremos a ser una potencia, sino un mundo que democratice esa tecnología, promueva cambios sustanciales en nuestros hábitos de vida, se consideren que relaciones de poder menos asimétricas y mediadores sociales más comprometidos.

Nuestros  campesinos, indígenas y negros, le están enseñando al mundo cual es el verdadero camino, en el que la naturaleza y la gente no son mercancía, en el que debemos de garantizar un uso ideal de lo que tenemos, promover el re-uso de productos, la utilización de menos químicos en la  industria agropecuaria, disminuir el uso de energías fósiles, disminuir la extracción de minerales, promulgar más con las visiones de estas poblaciones que  producen  el 58% de los alimentos que consumimos en Colombia y que hoy plantean otros hábitos de vida, sino pueden preguntarle a los habitantes de los países nórdicos, que son modelo, porqué ya realizan estas prácticas.

José Manuel Perea
Comunicador Social,
Candidato a Maestría en Desarrollo Rural de la Universidad de Buenos Aires, Argentina

Agencia de Noticias Niara


viernes, 24 de noviembre de 2017

Consejo Permanente de Afrodescendientes, COPAFRO, una plataforma para la integración regional




Cali.-

En el marco del Encuentro de la Alianza Mundial de Mandatarios, Líderes y Liderezas Africanos y Afrodescendientes en Cali, Colombia, realizado del 16 al 18 de noviembre de 2017, se constituyó el Consejo Permanente de las y los Afrodescendientes de las Américas y el Caribe – Copafro -, liderado por representantes de la población afro de países como Costa Rica, Brasil, Estados Unidos, Bolivia, Jamaica, Perú, Ecuador y Colombia.

Este Consejo, además de crearse como una plataforma para la integración regional, busca establecer mecanismos que contribuyan al desarrollo de los afrodescendientes en las Américas y el Caribe, así como el cumplimiento de los compromisos asumidos en el Decenio Internacional Afrodescendientes.

COPAFRO, tendrá en su seno una Secretaría Ejecutiva, para la articulación de todas las acciones encaminadas al cumplimiento de los compromisos asumidos por los Estados. De igual forma, entre los objetivos priorizados, se destacan desarrollar la Agenda del Consejo Permanente de Afrodescendientes de conformidad con la Declaración del Decenio Afrodescendiente y de la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el seguimiento a los compromisos asumidos en ambos escenarios; además de incidir en el cumplimiento del Decenio por parte de los Estados y en consecuencia, elaborar los informes pertinentes.

Entre las acciones adelantadas durante la constitución, se definió que la Secretaría Pro Tempore, cuya función es la elaboración del Plan de Trabajo, financiamiento, mecanismos de coordinación y comunicación, está en cabeza de: Oscar Gamboa (Colombia), Epsy Campbell (Costa Rica) y Celia Sacramento (Brasil); con el apoyo ejecutivo de Igor Correa (Colombia).

Trascendencia





Así las cosas, COPAFRO, como escenario de integración y alianza en donde se ponen de manifiesto valores culturales como la hermandad, tiene un enfoque estratégico para hacer incidencia política al más alto nivel y agenciar los temas afro en las agendas de los estados en las américas y el caribe.

Finalmente se perfila como un espacio natural de unidad y articulación, tanto de líderes del movimiento afrodescendiente, sus organizaciones y las instituciones, con una postura política fuerte que definitivamente aportará a la validación de conquistas como el Decenio Afrodescendiente además del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Ayda Luisa Córdoba Mosquera
Agencia de Noticias Niara

Fotos:  ANN/ Cortesía 

martes, 23 de mayo de 2017

“Luchar contra el racismo mediático es hablar de paz”


El panel fue integrado por Juan de Dios Mosquera, Liliana Mera, Juan C. Córdoba y Gustavo A. González. Foto: Cortesía
Cali.-


El pasado viernes 19 de mayo se llevó a efecto el Foro Pasado, Presente y Futuro de la población afrocolombiana, organizado por la Secretaría de Etnias del partido Conservador, como conmemoración del Día de la Afrocolombianidad, evento al que la Fundación Niara fue invitada y a través de su directora, la comunicadora Ayda Luisa Córdoba Mosquera, participó como moderadora del panel:  Políticas afirmativas como estrategias de desarrollo en los pueblos afrodescendientes y medios como fines de transformación. A continuación les compartiremos la siguiente reflexión sobre el particular:

Para contextualizar el tema central del panel, se hace referencia a la Escuela de Convivencia y Cultura de Paz del departamento del Chocó, una iniciativa arropada por la sombrilla del Fondo Mixto Departamental de Etno cultura, Memoria y Convivencia, creado en diciembre del año 2016, con el objetivo de afrontar el reto del desarrollo social sostenible, promover la convivencia, la cultura ciudadana, la seguridad, la prevención del abuso de sustancias psicoactivas y la cultura de paz en el posconflicto.

Tanto el Fondo Mixto Departamental de Etno cultura, Memoria y Convivencia como la Escuela de Convivencia y Cultura de Paz, privilegian la comunicación social y los medios de comunicación como una estrategia de movilización y cohesión social, acentuando su poder e incidencia para construir opinión pública, informar y educar.

De tal contexto se deriva el proyecto Tejiendo Vínculos, que consiste en la realización de 10 programas de televisión, 40 de radio, la implementación de una página web y redes sociales, cuya agenda temática girará en torno a visibilizar  dinámicas y  actores sociales de los municipios priorizados. En la misma vía, estos escenarios de comunicación promoverán la participación comunitaria, institucional, juvenil y cultural, dado que el fin último de todo lo aquí proyectado es la promoción de la convivencia y cultura ciudadana y el fortalecimiento de las capacidades de expresión colectiva.

El proyecto Tejiendo Vínculos instaura nuevas y autónomas alternativas de hacer periodismo, de consolidar medios de comunicación con narrativas y espacios propios en donde somos un grupo de afrodescendientes, quienes ponemos las reglas de juego desde una perspectiva y un lenguaje propio.

Estos programas de radio, televisión, web y redes sociales, dan la posibilidad de luchar contra el racismo y eurocentrismo mediáticos, logrando así desde un lenguaje propositivo, mostrar imágenes en las que el pueblo negro basado en el principio de Sankofa, se desmarque de la esclavización, visibilice su pasado glorioso, construya un presente que incluya un cambio en su cosmovisión para así proyectarse hacia un futuro en donde con equidad, seamos actores de nuestro mejoramiento en dimensiones como la política, social, económica y por supuesto en la mediática.

En Colombia hay más población afro que en la mitad de países africanos como Benín o Guinea Bissau, es decir que somos una nación dentro de una nación y como tal, estamos llamados a construir formas de organización que están referenciadas en nuestra historia, están en nuestro ADN, por tanto la invitación es recorrer el camino de retorno hacia nosotros con una visión de comunidad.



Los medios de comunicación deben empoderar a las comunidades étnicas. Foto: Cortesía


En este ejercicio, encontraremos la fuerza, insumos y herramientas para el empoderamiento de medios de comunicación que no estén al servicio de los poderes económicos y políticos tradicionales, sino como en el ejemplo de la Escuela de Convivencia y Paz, sean la ventana por la cual se asoma la población afro  y a través de la cual, el aparato político colombiano mira de afuera hacia adentro para comprometerse en la implementación efectiva de políticas afirmativas con pertinencia étnica.

Sobre el particular, es necesario reconocer que las políticas afirmativas para el pueblo afrocolombiano se han quedado en lo meramente coyuntural, sin haber alcanzado la trascendencia e impacto esperados, precisamente por la debilidad institucional y organizativa que nos afecta. Aun así seguimos en pié de lucha; una evidencia de ello es que uno de los objetivos del  Fondo Mixto Departamental de Etno cultura, Memoria y Convivencia y el Plan Chocó Pazcífico 2030 es crear una política pública de Convivencia y Cultura Ciudadana para un departamento con grandes complejidades, condimentadas con  una historia de lucha y resistencia pacífica como lo exalta con el paro cívico actual.

La representación es una disputa por el poder, por tal razón es de suma trascendencia estructurar alternativas en los medios de comunicación, fortalecidas por redes sociales y culturales de cuidado mutuo, por gestores culturales de paz, demostrando que efectivamente los medios son un vehículo para la transformación, son espacios de interacción y la lucha por la eliminación del racismo mediático, pues hablar de la lucha contra el racismo mediático, es hablar de paz.

Ayda Luisa Córdoba M.
Agencia de Noticias Niara
Fotos: Cortesía